Cómo asar el corte perfecto en el asador

Comienza la mejor estación del año para reunirte con amigos y preparar carne asada. Si deseas perfeccionar tus habilidades en la parrilla, a continuación, te presentamos algunos consejos que debes considerar al momento de preparar tu carne al asador.

Puntos importantes para considerar:

  • El condimento es importante.
  • Asegúrate de quitar exceso de humedad.
  • Mantén el asador caliente.
  • No cortes la carne para verificar la cocción.
  • El hierro fundido es el mejor amigo de tu corte.
  • Deja que la carne descanse antes de disfrutarla.

Asegúrate de salar generosamente la carne con anticipación y déjala reposar, sin tapar, durante unas horas o (si es posible) durante la noche en tu refrigerador. Esto ayuda a sazonar la carne hasta el final. También extrae algo de la humedad en la carne, lo que dará como resultado una mejor carne. Podrías usar condimentos prefabricados, pero si estás cocinando un corte de alta calidad, siempre es mejor dejar que brille el sabor de la carne. Puede tener un poco de sazonador liquido a mano para después, pero deja que la sal (y tal vez un poco de pimienta) haga lo suyo durante el proceso de cocción real.

Asegúrate de que la carne esté seca

Después de salar la carne y dejarla reposar, séquela con toallas de papel para eliminar el exceso de humedad. Un poco de sal en un filete es algo bueno, pero una tonelada de sal en un filete lo puede arruinar.

Temperatura de la carne

¡Precalienta tu asador a temperatura media-alta o alta para calentarla! El calor te ayuda a evitar que se pegue y a lograr el sellado perfecto. Aquí hay una guía rápida de temperatura basada en tu nivel preferido de cocción:

Crudo o inglés: 125 grados Fahrenheit

Medio: 135 grados Fahrenheit

Tres cuartos: 150 grados Fahrenheit

Bien cocido: 160 grados Fahrenheit

Cómo saber cuándo el bistec está listo

Para ver si un filete está terminado, muchos chefs usan el viejo truco de tocar su mano. Comprender cómo se sienten las diferentes partes de la mano es una forma rápida y fácil de juzgar la cocción relativa del filete.

Para hacer el truco de la mano, primero haz un signo de OK.

Crudo: con el signo de autorización original, toque la almohadilla en la base del pulgar. Debe sentirse esponjoso con muy poca resistencia.

Medio: presiona el dedo medio con el pulgar y toca nuevamente la almohadilla debajo del pulgar. Busca la misma esponjosidad.

Tres cuartos: presiona el dedo anular con el pulgar y luego siente el área debajo del pulgar.

Bien cocido: presiona el meñique con el pulgar. Debe sentirse firme.

Si prefieres un método más exacto, la mejor alternativa es usar un termómetro. Los digitales te darán una lectura inmediata de la temperatura.