Salud

Aceites vegetales para cuidar e hidratar tu piel en verano

Aceite vegetal para cuidar tu piel y tu salud

Hidrata tu piel en verano con aceites vegetales: almendra, soja y oliva

¿Qué tipo de jabón utilizas normalmente? ¿Utilizas jabones artesanales o jabones biológicos? Hoy explicaremos qué son los jabones naturales, qué propiedades tienen y qué beneficios tienen para la piel y la salud.

Si remontamos un poco en la historia y analizamos aquellos productos de higiene destinados a la limpieza personal, nos daremos cuenta de que está repleto de cosméticos convencionales que utilizan ingredientes sintéticos para producir productos que tienen contacto directo con nuestra piel. ¿verdad?

No en vano son muchas las tiendas que están comenzando a aplicar el uso de aceites vegetales en la cosmética. Tanto aceites vegetales anti-edad así como para la piel seca.

Muchas son las personas que sufren de enfermedades cutáneas y no saben que sólo cambiando el jabón que utilizan pueden mejorar completamente el estado de la salud de su piel. ¡Así, que vamos a ello y erradicaremos el problema!

¿Qué son los jabones naturales con aceites vegetales?

Los jabones naturales, también llamados jabones artesanales o jabones biológicos, son productos elaborados exclusivamente de la mezcla de aceites vegetales con plantas o hierbas aromáticas. En ocasiones, también se añaden complementos naturales como el aloe vera y algún tipo de colorantes como los pétalos de flores.

Son productos de primera calidad, fabricados con elementos 100 % naturales y son ecológicos ya que no utilizan ningún químico y su fabricación favorece a la conservación del medio ambiente.

Conocemos como aceites vegetales: aceite de oliva, aceite de almendra, coco, ricino, soja, girasol, manteca de cacao o karité, neem, argán, rosa mosqueta, laurel, entre otros.

Diferencia entre un jabón tradicional y un jabón artesanal

La principal diferencia entre un jabón artesanal y un jabón convencional, sintético o comercial es su proceso de fabricación. Los jabones naturales están realizados con una técnica llamada saponificación. Un método basado en la elaboración en frío. Estos se llevan a cabo para conservar la glicerina, nutriente esencial para la hidratación de la piel.

Este proceso consiste en la mezcla de una grasa con un álcali, un proceso de maceración, un procedimiento lento, de una duración de aproximadamente de 6 semanas. Un medio tardío pero necesario para que todos los productos tengan la mejor calidad del mercado. Una técnica que consigue obtener un jabón con un PH óptimo para ser aplicado directamente a la piel aportando beneficios desde el minuto uno de su aplicación.

Beneficios de los aceites vegetales para hidratar tu piel

Una de las principales características de los jabones naturales son la inmensidad de beneficios que aportan para la salud de la piel. En primer lugar, los jabones están repletos de propiedades terapéuticas. Y en segundo lugar, son una fuente rica en glicerina, nutriente especialmente favorable para la hidratación de la piel.

En formato líquido, el aceite de lavanda es un perfecto aliado para cuidar tu piel e hidratarla en verano, que además tiene potentes efectos re generantes y revitaliza las pieles atópicas.

Aceites vegetales en jabón, fuente de hidratación y cuidado de la piel en verano

Como bien hemos nombrado anteriormente, los jabones son ideales para hidratar y cuidar la piel. Es por ello, que recomendamos utilizar estos jabones artesanales en verano.

Jabones con aceites vegetales, que ayudarán a hidratar tu piel, manteniéndola tersa, suave y fina. Estos jabones biológicos acabarán con la piel reseca y con aquellas irritaciones provocadas en muchas ocasiones por las sustancias químicas que llevan los cosméticos tradicionales.

Relacionados

Beneficios para la salud de los aceites vegetales